sábado, 14 de marzo de 2009

Federico

.


.
Dicen que, al alba,
murió Federico
y no me lo creo.

Fue de noche
y lo mataron
en los barrancos
del miedo.

Sólo de noche
y con miedo
puede matarse
a un poeta
y ensangrentar
todo un pueblo.

.

9 comentarios:

daalla dijo...

Precioso poema, muy lorquiano. Aún me lo parece más porque a los míos los mataron también como al poeta, en los barrancos del miedo, de noche. Y un pueblo amaneció sangrando.
Saludos.

Francisco Flecha Andrés dijo...

Los "tuyos" son también los nuestros, los de todos.
Salud

Lucía Fdez. Segura dijo...

Francisco, deberías hacerte con el documental "Pepín Bello. Inspirando a los genios", de Tomas Studer...

El propio Pepín, meses antes de fallecer, habla de lo cruel que fue el asesinato de Lorca. Además de charlar sobre las excentricidades de Dalí y sus grandes amistades...

Es una historia viva, y de primera mano... Te lo recomiendo.

Francisco Flecha Andrés dijo...

Intentaré conseguirlo porque a Pepín Bello te tengo el respeto que se merece por haber sido, en buena medida, el alma de aquel grupo de "notables" de la Residencia de Estudiantes y, sin embargo, del que menos se ha hablado
Saludos

More Baker dijo...

ese es el método de matar preferido de los cobardes.
Tan joven Federico,la poesía vino a darle la última extremaunción.
Saludos.

salvador armesto dijo...

a mi me tiene un poco sublevao el libro de gibson "lorca y el mundo gay".

Francisco Flecha Andrés dijo...

Amigo Salvador: ya lo decía mi abuela "quien ¡mucho habla, mucho yerra".
Quizá esto también sea aplicable a don gibson
saludos

Francisco Flecha Andrés dijo...

More Baker y, además, como sabes, cobardes de estos los hay en todos los países.
Saludos

More Baker dijo...

sí,amigo,ellos no tienen nacionalidad,
saludos.