jueves, 19 de noviembre de 2015

Llanto por todos nosotros



Cada día mil muertos
se mueren en silencio.

Cada día.

Muertos silenciosos, tragados por el mar,
por la injusticia,
por mandato de un tirano,
por las cien guerras
que
a diario
defienden la hacienda de unos pocos.

Muertos del Yemen,
de Sudán
de Somalia.

Muertos de Ucrania, de Sria,
Pakistán.

Muertos de Nigeria
o Palestina

Muertos de la calle
de París o de Vallecas.

Miles de muertos
 y de muertas
por la mano embrutecida
de un cualquiera.

No hay espectáculo,
ni velas, ni banderas
que recuerden tantos muertos
(aunque todos son nuestros,
nuestros muertos).

Ni nadie que parezca interesado
en acabar
con todo esto.



9 comentarios:

Pedro Caballero Rodríguez dijo...

Muy logrado y oportuno, PACO. Un abrazo. Pedro.

Pedro Caballero Rodríguez dijo...

Muy logrado y oportuno, PACO. Un abrazo. Pedro.

Francisco Flecha dijo...

Gracias, Pedro. Un abrazo

luisa dijo...

No se expresarme bien Don Francisco Flecha ,lo único que si puedo decir es el revulsivo que siento ante tanta atrocidad y di que tenemos que llorar pues acabaremos con nosotros mismos,me ha encantado

luisa dijo...

Que dolorosas son las palabras ,pues doloroso es su contenido,tiene razón en su título pues ya podemos llorar por nosotros, ya que hemos llegado a lo más bajo del ser humano ignorar el dolor de nuestra raza,me ha encantado ,aunque el bello se me ha puesto de punta.gracias Don Francisco

carlos cuenllas dijo...

Cierto y bien contado.

Beatriz Basenji dijo...

Esta es la realidad que nos toca contemplar en estos dias. Miles de seres desamparados,tratados peor que animales, que van por los caminos de este Mundo haciendo su propio Via Crucis. No queremos aceptar el triunfo del Mal,pero lo tenemos ante nuestros ojos. La vida de las personas, ninguna vida, parece tener la dimensión sagrada que reconocemos desde niños. Tanto es nuestro dolor, que tememos perder la FE en las mismas palabras. Un poema lacerante, como lacerante es para millones de seres su propia vida hollando con sus llagados pies la faz de la Tierra.

Mauro Navarro Ginés dijo...

Hermoso, como homenaje a esos que nadie tiene en cuenta, y triste a la vez, desgraciadamente triste y verdadero. Mi sincera enhorabuena, amigo Flecha...

Mauro Navarro Ginés dijo...

Hermoso, como homenaje a esos que nadie tiene en cuenta, y triste a la vez, desgraciadamente triste y verdadero. Mi sincera enhorabuena, amigo Flecha...