viernes, 3 de junio de 2011

Diccionario

.

Con permiso de Rodera (supongo) y con toda mi admiración (estoy seguro)

El viejo coronel, vencido por los años y con cierto resquemor por lo vivido, se empeñaba en escribir diccionarios, en lavarle la cara a los años de ignominia, intentando convencer a quien le oyera de la estricta justicia y la piedad de aquellos juicios militares contra asquerosos comunistas traidores a la patria:

- ¿Cómo que no se permitía la defensa?  A todo el mundo se le daba la palabra.  Antes, incluso, de tomar ninguna decisión decía siempre, solemne, el presidente:
                  "la viuda del acusado tiene la palabra"
Y es que, aunque no os lo creáis, había mucha humanidad en todo aquello.

.



3 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
FRANCISCO

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

Mauro Navarro dijo...

Cuanto dices en pocas palabras, amigo Flecha. Supongo que el tan manoseado diccionario de la Historia, esta detrás de tu reflexión. Vivimos, después de tanto tiempo, aposentados aun en el miedo a reconocer nuestras vergüenzas. Y así va el patio. Un abrazo.

Francisco Flecha dijo...

Gracias, amigo Mauro