jueves, 5 de mayo de 2011

Aleluyas de Zapopan

EL VIAGRA ES UNA COSA
PEQUEÑITA Y PORTENTOSA
QUE, UNIDA CON LA ORACIÓN,
(SI ÉSTA ES CON DEVOCIÓN)
DEJA CONTENTA A LA PROPIA
Y TE APLAUDE LA AFICIÓN

Moraleja
"A LA VIRGEN ROGANDO
Y CON EL VIAGRA DANDO"



Doy gracias a la Virgencita de Juquilla que apareció el Viagra y desapareció de mí este penoso mal y ya pude cumplirle a mi mujer en la cama porque no hallaba remedio alguno a mi mal encomendándome a ti hice la prueba y ahora vivimos muy felices los dos conservando nuestro matrimonio te dedico éste. Roberto Cayoacán. México. 5 de diciembre de 1999.



6 comentarios:

Adrián J. Messina dijo...

La oración y la medicina, puede lograr milagros.
¡Viva!

Francisco Flecha dijo...

Ya ves, Adrián, el saludo torero del afortunado.
Saludos

Minipunk dijo...

Jajaja que bueno

Francisco Flecha dijo...

Grcias, Minipunk, por tu visita. Es un honor
Saludos

Beatriz Basenji dijo...

Francisco Flecha: le agradezco muy especialmente haber dado sitio a BIN LADEN MUERTO en los márgenes de su blog.
Cordiales saludos.

Beatriz Basenji

José Testón Marín dijo...

Querido amigo Francisco, con tu permiso, me gustaría hacer una aportación a esta gran introducción que sobre la subsodicha pastilla tu nos cuentas y relatas, y así, como si de una gran Oda se tratase, propongo a quien quiera asomarse a este tu humilde rincón , nos escriba algunos versos para ir encadenando.
Lo mismo nos da para escribir un libro. Yo por si acaso hago mi aportación.
Espero seguir disfrutando con tus escritos.
Un abrazo desde Valdepeñas.

..................
y te aplaude la afición.

La afición que siempre añora
el buen arte y el talento
que disfrutó en otro momento
y en otras tardes de gloria.

Faenas que acarrearon
vuelta al ruedo como una noria
y aquellos triunfos quedaron
para siempre en la memoria.

Con el capote, sembrao
con la muleta, talante
y a la hora de matar
sin miedo, y para delante
para así poder salir
a hombros por la puerta grande.

Hoy ya perdido el vigor
y como una gran pesadilla
solo queda el consuelo
de tomarse la pastilla

Y por si no funciona “el invento”
y con el acero hierras,
llegando así el descontento
y del respetable “las quejas”
le daremos por esta vez
solo “las dos orejas”.