sábado, 13 de marzo de 2010

Va por ti, Manolo. Va por ti

.

(Pincha en la imagen si quieres verla aumentada)


Ya te digo, sobrino; ya te digo. Los que dedicamos tiempo y ganas a contar cuentos al viejo estilo del realismo mágico (o simplemente irónico, según salga) creemos recrear una realidad distinta, más amable y sorprendente.

Hasta que la realidad misma se nos impone con insuperable maestría.

No hay mejor ejemplo que esta esquela verdadera, aparecida el otro día en el ABC y que me envía mi amigo Ángel.

Pensé que valdría para un cuento. Pero el cuento ya está escrito así, por si solo y por entero.

Bienvenido, Manolo a la crónica heroica de este reino primigenio.

¡Va por ti, Manolo, va por ti!

.

4 comentarios:

almalaire dijo...

:)

Que bonito, yo también quiero brindar por la memoria de Manolo

ARGOS II dijo...

Brindo por el espíritu de Manolo mientras musito una oración. Espero encontrarlo algun día en ese lugar que no es un lugar para que las walquirias llenen nuestras copas de hidromiel o de cerveza.

Sinceramente,
Kapizán

Suel dijo...

Una gran esquela, sin duda.
Si un día tengo que tener una, que sea como esta.

Francisco Flecha Andrés dijo...

Lo maravilloso del asunto es que el anuncio de la muerte de alguien te sugiera la idea de celebrar la vida (su vida y la nuestra) y beber a su salud
¡A vuestra salud, también!