domingo, 1 de febrero de 2009

Aquellos inviernos del frente

.




Las guerras, ya se sabe, además de los muertos (que para eso fueron hechas, para matarse como perros) tienen algún otro serio inconveniente: que una vez que comienzan no hay fuerza que las pare. Todas ellas parece que van a durar solamente la primavera o el otoño (porque a nadie se le ocurre empezar una guerra o una revolución como Dios manda, con los calores del verano o con los frios del invierno). Pero, a la menor, te descuidas y no hay guerra que dure menos de tres años.

Que eso mismo pasó con la de aquí. Parecía que iba a ser un golpe de estado fulminante y, sin embargo, una vez comenzada, las cosas se fueron alargando.

Y llegaron los fríos a estas altas parameras (Y cuando digo frío, digo frío de caerse las orejas) Y hubo que recurrir a abrigar a la tropa, que se helaba, Y se encargaron a las monjas de Carrión 5.000 calzoncillos de franela para el frente.

Cumplieron las monjitas, lo mejor que supieron, el encargo. Y llegaron al frente las mudas, como si fuera el aguinaldo, calientes y confortables. Pero algunos se quejaron. Al parecer estaban bien de hechura, de tiro y de largo, pero habían olvidado la cosa esencial de la bragueta.

Al decírselo a las monjas, cuando aquellas preguntaron, la explicación resultó inocentemente lógica:

- Ay por Dios, pues que perdonen, pero es que nosotras creiamos que los soldados del frente eran gente soltera.

Y claro, así, ya me dirán, se explica todo.

.

9 comentarios:

joana dijo...

Hay que ver lo habilidosas que eran las monjas con el dedal y la aguja...y un prodigio pensando. ¿No era el frío lo que debían quitar esas prendas?, pues ahí está. El resto de prioridades, eran tan sólo minucias...sin importancia.

Francisco Flecha Andrés dijo...

Y que las pobres monjas lo hacían de memoria. lo cual es un mérito
Saludos, joana

Francisco Flecha Andrés dijo...

Y que las pobres monjas lo hacían de memoria. lo cual es un mérito
Saludos, joana

More Baker dijo...

Razones hay de todo tipo... pero esta! Caramba!
Saludos!.

Francisco Flecha Andrés dijo...

Para una monja ésta, seguramente es la fundamental.
Saludos

que tal el tema love? dijo...

Pobrecitas mías, se olvidaron del " espíritu santo"....

Francisco Flecha Andrés dijo...

O de aquello de que "con Dios me acuesto, con Dios me levanto, con la Virgen María y el Espíritu Santo"
Saludos, "Lovezno"

daalla dijo...

Creo que sólo pensaron en el "0ra" pero no en el "Labora"

Francisco Flecha Andrés dijo...

Pudiera ser, amigo daalla. Me alegra encontrarte.
Saludsos