sábado, 10 de enero de 2009

El sueño

.





Recordaba ahora, con cierta inquietud y la nostalgia que queda flotando en los días que siguen a una despedida, que la primera vez que soñó con él hicieron el amor (o lo que fuera) con el entusiasmo, la ternua y la fiereza de los animales de la selva.

Vinieron después los sueños sosegados y tranquilos de las tardes de paseo por el parque.

A aquellos, siguieron otros sueños con las primeras diputas, los reproches, los largos silencios, el dolor del desengaño.

Se veía venir, depués de todo. Y ya van para dos meses que sufre de un insomnio pertinaz e irrefrenable.


.

9 comentarios:

~PakKaramu~ dijo...

Nice sleeping

Francisco Flecha Andrés dijo...

But veri sad to awaking up.
Nice to meet you

Suel dijo...

Es mejor eso que el sopor que provocan la mayoría de las relaciones con el paso del tiempo.
Al menos ella puede invertir su insomnio en buscar amantes que la entretengan.

Francisco Flecha Andrés dijo...

Y lo peor es que lo de ella resulto ser un sopor en sueños
Saludos, Suel

Carlos dijo...

Crónica de un amor desesperado (ahora). Los sueños reflejan y proyectan sentimientos y realidades; verdades e ilusiones, fracasos o enredos.

Saludos.

Francisco Flecha Andrés dijo...

La realidad, a veces, también refleja los sueños
Saludos, Carlos

joana dijo...

Y, es que a veces, lo mejor de todo es soñar despiert@...

Francisco Flecha Andrés dijo...

Feliz año,joana. Me aegro de verte
Saludos

joana dijo...

Feliz año a ti también. Me alegro que te alegre, paso a diario aunque no me "veas".
Saludos.