jueves, 24 de julio de 2008

Accidente doméstico

.



Ya lo dijo, por entonces, si recuerdas, Melquiades, el gitano de barba montaraz y manos de gorrión, cuando vino a Macondo con sus fierros imantados:
"las cosas tienen vida propia. Todo es cuestión de despertarles el ánima"

También en esto tuvo razon, como siempre; y ahora lo atestigua lo ocurrido con Antonio.

Antonio Valladares, soltero, de 42 años, apareció muerto por asfixia esta mañana, a causa, al parecer, del humo producido en su apartamento por un cortocircuito.

El enchufe del televisor, con un chispazo, produjo el fuego en las cortinas.

Un accidente casual, como otros tantos, a no ser por el inquietante mensaje que parpadeaba todavía en la página inicial del teletexto de la tele de plasma de la sala:

"Tuve que hacerlo. Hacía quince días, por lo menos que, con la excusa de que quería desintoxicarse, el muy cabrón, ni siquiera me encendía".

.

13 comentarios:

jorge dijo...

Querido Paco, con ánimas así quien necesita enemigos.
Eso es lo que tiene comprar electrodomésticos en las grandes superficies, vienen sin civilizar, yo ya no compro allí, prefiero esas tiendas que están en peligro de extinción donde el propietario sólo tiene un televisor y ya es tanto el tiempo que lleva en su escaparate que se tratan de tú cada día en horario partido de mañana y tarde a la espera del cliente que no entra.

Un palcer como siempre.
P.D: O ha perdido el enlace o se le olvida colgar sus post en solocuentos.Un saludo

Carlos dijo...

Cruel fantasía o premonitoria realidad.

Saludos.

panchoflecha dijo...

Los cuentos, Carlos, es lo que tienen: explican el pasado y anuncian el futuro (y, de paso, sirven para soportar el presente)
Saludos

panchoflecha dijo...

Amigo Jorge: no me he olvidaddo de "sólo cuentos",lo que pasa es que estoy en Boñar y sólo tengo acceso a la red, de prisa y corriendo y a ratos.
Un saludo

mariajesusparadela dijo...

Yo también prefiero cien años de soledad a la compañía de la tele...ojalá fuera mal de muchos.
Ya que no puedo entrar por solo cuentos, al menos que se vea que sí os leo.

panchoflecha dijo...

María Jesús: he oído tu llamada de socorro pero no sé cómo se hace. Prueba a poner tu dirección de correo y contraseña, pero no pinches en registrarse, sono en "acceder".
Saludos

panchoflecha dijo...

María Jesús: he oído tu llamada de socorro pero no sé cómo se hace. Prueba a poner tu dirección de correo y contraseña, pero no pinches en registrarse, sono en "acceder".
Saludos

joana dijo...

Gracias por el "aviso"...habrá que mantenerla encendida aunque no se le haga ni puñetero caso...digo, por si las moscas...

Suel dijo...

Espero que sea casualidad que la tele de la foto sea igualita a la que tengo en el salón muerta de aburrimiento. Yo que me había propuesto no encenderla hasta septiembre, creo que me lo voy a replantear....

Aina dijo...

Pobre electrodoméstico... Cómo podría intentar siquiera competir con García Márquez?

La impotencia te hace cometer locuras. Espero que se lo tengan en cuenta como atenuante.

panchoflecha dijo...

No,no, Aina, el frigorífico no competía. Simplemente se vengaba.
Saludos

panchoflecha dijo...

Suel: ten cuidado. Fue este mismo televisor. Le llaman el televisor asesino.
Saludos

panchoflecha dijo...

Haces bien, joana, en tenerla encendida. Yo voy a dejarla también en el canal del Teletienda. Allí apenas engañan (si nos ponemos a comparar)
Saludos