miércoles, 30 de enero de 2008

El largo y caprichoso camino hacia la gloria

.

Cuando se ha llegado a la cumbre, cuesta trabajo acordarse de las dificultades y penurias sufridas hasta ese momento de las mieles.

Sin embargo, no había sido fácil el camino hacia la fama. Cuando aún era un principiante, había escrito tres poemarios (en versos alejandrinos), dos novelas y algunos cuadernos con relatos que, ahora mismo, no sabe dónde habrán ido a parar.

Había presentado originales, bajo plica (y sin éxito ninguno), a todos los premios y concursos convocados por cofradías, ayuntamientos y casas regionales.

Y nada. El guardián de las puertas de la gloria resultó siempre sordo a sus llamadas.

Pero todo cambió por fortuna y de repente a partir de aquella fecha en que comenzaron a desaparecer, como por arte de magia, las líneas anteriores de sus textos según iba escribiendo.

Y la cosa fue en aumento.

Aquella misteriosa ola borradora, a veces, casi le alcanzaba y se veía obligado a escribir cada vez más deprisa por mantener, al menos, la última palabra.

Cuando, no sin cierto reparo, mandó a la imprenta aquel libro con 325 páginas en blanco, le costó trabajo comprender el repentino éxito de ventas y la obtención (casi por aclamación) del Premio Nacional de la Crítica.

Hoy, tras más de 50 obras rigurosamente en blanco, está a punto de convertirse en inmortal, ocupando en la Academia el sillón jota minúscula, vacante desde hace siete años.

.

27 comentarios:

themackintoshman dijo...

No sé por qué, éste post, me recuerda a "arte", la obra de teatro, y a sus reflexiones, sobre las que no puedo estar más de acuerdo.

manly dijo...

Entiendo bien si digo que en esta historia hablas de cuando una obra no es buena pero tiene éxito contra la literatura de calidad, que está bien escrita y pasa desapercibida?
Yo entiendo que un escritor debe anhelar escribir bien, pero supongo que también tendrá que pensar en comer, compatibilizar las dos cosas debe de ser difícil.

Francisco Flecha Andrés dijo...

migo Macki. Me alegra verte. No conozco "Arte", pero me ha picado la curiosidad.
Un abrazo

panchoflecha dijo...

Amiga Manly. Los cuentos (al menos mis cuentos) a veces, no tienen más trasfondo. Son más sentimientos que ideas: Este es un pobre hombre que escribía, mal o bien, pero "cosas" y, sin embargo, "sus cosas" no le interesaban a nadie. Sólo cuando comenzó a no decir nada, le llegó el éxito y la inmortalidad.
A veces ocurren cosas así. Incluso, lo veo, a veces, por la tele.
Un abrazo y gracias por tu visita, que te agradezco, como siempre.

Stavros dijo...

Para Francisco:

Sin más por decir de las dificultades y penurias que conyeva el exito, hacia aquella gloriosa senda de maravillas, el esfuerzo por caminar hacia el comprendimiento y los pedazos de alma que uno deja en el camino perdiendo inocencia y creciendo en cuanto las actividades de uno mismo (normal), el prestamo del valor de cada instrumento creado por lo más fino de nuestro ser y llevando a cabo ese plan maestro dandole nombre de objetivo al comprendimiento de una virtud y de la calma de la sed de ser útil, llegamos a ser admirados no como doctos sino como virtuosos en la cuspide de nuestro esclarecimiento mental a pesas de tratar de que ese guardián en algunas ocasiones por desesperación y exhaustividad de uno mismo por complacerlo a subordinarlo a que abriera la gloria que nos espera y la calma de dejarlo solo en nuestra memoria sin darnos cuenta la puerta ya estaba abierta, solo que no habíamos percibido la suave brisa de aquello que nos llamaba y decia que la misma llave de nuestra claridad esta dentro de nosotros, ciertamente, el arte, la gracia y la cordinación de nuestros propios sentidos llama a un solo fin.

El conjunto de todas nuestras facultades para crear...

Att. Stavros Durven
Dir. 3TX Web Design
http://www.3txwebdesign.com
stavrosdrv@gmail.com
stavros@3txwebdesign.com

Anónimo dijo...

A veces un libro en blanco resulta más explícito que repleto de palabras...y lo siento por él, pero tendrá que pensar en otro asiento, la j minúscula está ocupada por Álvaro Pombo...

Panchoflecha dijo...

Un libro en blanco puede ser más explícito, pero 50...
Sobre la cuestión del asiento, he consultado con el protagonista y dice que, con tal de ser inmortal, no le importa sentarse en las rodillas de Pombo

Anónimo dijo...

...si ese hombre piensa en la inmortalidad, ¡qué valiente! y en "compartir" sillón en la R. Academia, ese es honor reservado a pocos y buenos, es que tiene una imaginación portentosa, así que esos libros "en blanco", aunque muchos, deben ser buenos de verdad...

panchoflecha dijo...

Anónimo, el protagonista te agradece la visita y la valoración positiva de su obra tan "a ciegas".
Un saludo

Jorge Glez. dijo...

Francisco, con eso que dices que tus cuentos a veces no tienen trasfondos abres las puertas al pensamiento puro, aunque seguramente hayas escrito más de uno intentando dejarlas abiertas en un solo sentido. En el cuento que nos ocupa yo me quedaría y me quedo (ya que tu lo has permitido) con sus dos (para mi) puertas más importantes:
-1: A veces un libro en blanco puede decir muchas más cosas que un libro con 1.000.000 de palabras -tanto por lo mal o bien escritas que esten el 1000000 de palabras, como por la posiblidad de filosofar sobre un libro "en blanco" o sin definir (como tu propio cuento) o por ese dicho que dice que un silencio vale más que mil palabras.
-2: La gente prefiere un libro en blanco para evidentemente. dejar su mente en blanco (que a veces hace falta)
Sobre el autor me inclino a pensar que tal vez fuera demasiado bueno...

Pancho flecha dijo...

Amigos Jorge y todos los demás:
Habéis hablado tanto del valor del silencio y de los libros en blanco, que me obligais a entrar en el debate (porque "opinar es sano")
Pues bien: estoy de acuerdo en que, muchas veces, EL SILENCIO vale más que mil palabras, pero UN LIBRO en blanco ES UN FRAUDE. Y me explico; un libro es una especie de contrato por el que yo pago a cambio de algo, de que el autor me diga algo (¿recordais aquel chiste?: "A peseta, a peseta", "Qué vende?" "Nada, pero es barato") El aire de la sierra es maravilloso, pero si alguien me vende una botella vacía, etiquetada como aire de la sierra me engaña. El sillencio es muy bueno, pero si yo pago 150 Euros por asistir a un concierto de los Rolling Stone4s y, cuando llego, los dichos Rolling dicen que como el silencio es maravilloso no van a hacer absolutamente nada, que ahí os quedais, que nos vamos a tomar cañas, pediré, al menos que me devuelvan el dinero.

Pues bien, comentado todo esto con el protagonista me dice que seguramente vale más su silencio que sus poemas, pero que sus poemarios, sus libros de poemas son mejores que sus libros en blanco. Por eso le duele haber alcanzado la fama con semejante fraude, pero que se consuela: el que vende botellas vacías de aire de la montaña es un fraudulento, pero el que las compra es gilipollas.

Si vais a ver esto es algo de lo que decía mi viejo abuelo Don Carlos Marx cuando hablaba del "valor de uso" y del "valor de cambio" (que, por cierto, no está muerto. Esta escondido en la montaña)

Salud

Anónimo dijo...

Dile a tu protagonista que no me afecta en absoluto que me considere una gilipollas, que yo no voy a cambiar de parecer...sigo pensando que un libro por muy en blanco que parezca nunca lo está del todo; pueden no aparecer palabras escritas, pero la sola idea de intentar plasmar sus pensamientos en él deja huella en esas páginas....ha tocado, mirado, ha ordenado las hojas una por una para entregarlo al editor, sus sentimientos, su esencia, la de escritor, permanece en esas páginas, no dirá nada pero se le siente en cada pedazo de papel...y a veces esa es la mejor lectura.
Lo mismo pasa con ese frasco vacío, no contendrá aire de la sierra pero no está vacío...
Habré pagado por lo que no es, pero siempre tendré un libro blanco lleno de lo que yo creo adivinar que quiso contarme su autor y un frasco de cristal con aire...

El protagonista dijo...

Estimado Anónimo: No sabes la alegría que me han dado tus comentarios, porque yo tenía una cierta mala conciencia al publicar libros en blanco, pero me has convencido y me voy a poner con todo entusiasmo a rematar una trilogía monumental (3500 páginas cada volumen, naturalmente en blanco) que no sólo sea la culminación de mi obra sino, incluso, una verdadera cumbre de la Literatura Universal de todos los tiempos.

Igualmente, estoy pensando en proponer para el Nobel a un tal Miquel Rius que lleva muchos años haciendo unas libretas, cuadernos y blocks que hacen llorar de emoción.

Por último, acabo de descubrir en mí unas dotes igualmente extraordinarias para la pintura y me propongo realizar una ingente exposición retrospectiva de mi obra (500 lienzos totalmente en blanco) en el Museo de la Baronesa Thyssen.

Anónimo dijo...

Hola Protagonista: celebro tu cambio de opinión y tu entusiasmo, te queda un gran trabajo por delante así que tomatelo con calma, una trilogía como esa no es moco de pavo y más aún si quieres que se convierta en obra cumbre.
Ya veo que conoces bien los cuadernos de Miquelrius, a mí me vuelven loca los de la colección "Divinas Palabras" diseñada por Antonio Miró, aunque un poco exagerado sí eres, tanto como para el Nobel no creo...
Cuando vaya a Madrid me pasaré por el Thyssen igual visitando una de sus exposiciones itinerantes me encuentro con alguna de tus próximas pinturas, en blanco, por supuesto...
¡Suerte en tu nueva aventura!

El protagonista dijo...

Gracias, Anónimo (anónima, que en algún párrafo anterior se te escapó algo que denota el género), te enviaré una invitación el día de la inauguración de mi exposición antológica, retrospectiva e introspectiva.
Salud

anónima dijo...

Después de leer tu comentario he mirado, y sí en los dos últimos una palabra me delata ¡buen ojo!.
Estaré al tanto y cuando en los periódicos se hable de obras literarias y pictóricas "en blanco" sabré que son tuyas.
Gracias por tu invitación para el gran día...
Y lo dicho ¡suerte!

themackintoshman dijo...

Enconado y animado debate se ha planteado aquí, no se os puede dejar sólos un momento...
En fín, estimado protagonista, ten cuidado, no sea que un tal Crown, te denuncie por plagio, ya que el publicó ya: "The Nothing Book: Wanna Make Something of It?" , libro que se puede adquirir en amazon.com - os dejo el link: http://www.amazon.com/Nothing-Book-Wanna-Make-Something/dp/0517516489.
Yo h etenido uno de éstos en la mano, pues a mi hermano, se lo regalaron hace ya , como unos trece años.
Estimado/a anónimo/a, a mí, ese libro, lo que a mi provinciano entender le parece, más bien, es un cuaderno...por cierto, prefiero las Moleskines...
Por lo demás, nada más.

un amigo del protagonista dijo...

Amigo Macki: Bienvenido a esta mesa camilla.
Los debates siempre son buenos
Saludos

El protagonista dijo...

No temo que nadie me pueda acusar de plagio, porque dos libros en blanco, puestos así, dicen cosas absolutamente distintas (o, al menos, no hay ninguna prueba de que digan lo mismo

anónima dijo...

Y el debate sigue...

themackintoshman todavía creo distinguir entre un libro "en blanco" y un cuaderno, y sigo defendiendo los blocs de Miquelrius frente a los Moleskines, ¿conoces los que van con dibujos de Kukusumusu? son tan divertidos que da gusto anotar cosas en ellos.

Muy bien protagonista, así me gusta, defiendo tu obra hasta el final...
Ya veremos en que acaba todo...

themackintoshman dijo...

Amiga anónima, ni por un momento se me ocurrió pensar, que no supieras diferenciar un libro de un cuaderno, dije que a mí, eso, me parecía un cuaderno,dando entender que, quizás, tengo una visión más encorsetada de la vida, en cuanto a lo de miquelrius y moleskine,para mí, no hay discusión posible, sigo siendo fiel a Moleskine.
Autor, siempre es edificante una discusión,respecto a lo del plagio, tampoco hay pruebas de que digan cosas distintas, aunque no pienso seguir por estos derroteros, ya que, la gran desgracia del lenguaje escrito, es que no puede - o al menos,yo no se plasmarlo- dar cabida a la entonación,socarrona,en el caso de mi anterior observación sobre el posible plagio.
Volviendo al tema principal, y, aunque el autor quisiera contar simplemente una historia, sin ir más lejos, lo peor que le puede pasar a un libro,relato,obra de teatro,cuadro,etc., muchas veces, son los propios espectadores,que ven/vemos, cosas e interpretaciones donde no las hay,y , en éste caso, sea por deseo propio del padre de la historia que nos ocupa, o por casualidad, se pueden ver múltiples cosas en el,y yo una de las que veo, es que, en el mundo intelectual,hay muchas interpretaciones "snobs" e inútiles, y para mí, por más vueltas que le dé,un libro en blanco es un cuaderno,y un lienzo en blanco,es algo que tiene que estar en una tienda de manualidades,no en un museo,quizás sea muy simple , poco trasgresor,pero así me pariero,desafío al que quiera,para que me convenza de lo contrario.
Por cierto, toda ésta conversación,sería más fluida,e interesante, con unas cañas, o vinos,según gustos,sin prisas,y con ganas de hablar.
Perdón por el rollo,es que me pongo....

El camarero de Casa Benito dijo...

Como parece que esto se anima, pueden sentarse, que hay sitio. ¿Qué van a tomar los señores? De tapa tenemos morcilla, asadurilla y pisto.

anónima dijo...

La mesa camilla se va a quedar pequeña para tanta tapa...si llego a saber la que se iba a montar aparezco a la hora de la cena pero ahora y con vuestro permiso me voy a pedir un café...

themackintoshman, no pretendía discutir contigo y como que en la variedad está el gusto tú sigue utilizando el Moleskine, es tu favorito y yo el de Miquelrius y tan amigos...

Tampoco pretendo convencer a nadie en cuanto a las obras "en blanco" pero se trata de ponerle algo de imaginación lo mismo que al empezar a leer cualquier libro... simplemente cerrando los ojos un@ puede inventar mil historias , puede viajar a cualquier lugar donde le lleve la mente...eso pasa frente a un libro como el de Protagonista -lo llamo así porque no conozco su nombre- él como autor lo debió componer preparando sus páginas, contándolas para distribuirlas por capítulos, tuvo en cuenta dejar alguna para el prólogo, y después de haber pensado lo que quería transmitir trataría de mantener contactos con algún editor, estuvo pendiente mientras estaba en imprenta, lo mimó hasta que apareció en las librerías dispuesto para quien quisiera leerlo...eso no es simplemente un cuaderno y no se vende en una tienda de manualidades.

Ahora toca imaginar que se está mirando un cuadro abstracto, el pintor le he dado un título y te explica lo que ha querido plasmar en él. El cuadro "en blanco" que ha decidido realizar Protagonista, como artista que es, habrá sido preparado con esmero, él mismo se habrá encargado de comprar los listones, de preparar la tela, le habrá dado un par de capas de gesso que sirvan de soporte para sus ideas, y finalmente la habrá ajustado al marco...eso no es simplemente un lienzo. Ahora hay que imaginar como si de una pintura abstracta se tratara todo eso que no se ve a simple vista y que el pintor ha querido expresar...
No tengo mucho más que añadir, simplemente que frente a cualquier obra de arte bien sea de literatura, pintura, música cada uno es libre de interpretar o descubrir lo que siente...

La compañía en este lugar es muy grata y estoy segura que no llegará la sangre al río...

Me ha gustado mucho la idea de ese aperitivo de casa Benito.
Buenas noches y gracias por el café.

El protagonista dijo...

Perdonen que no me haya presentado como es debido:
Mi nombre es José Elicio Buenastardes, natural de Bucaramanga, puieblo con palmeras, fundado hace cien años (de soledad y misterio) por el bisabuelo Juan Narciso Buenastardes cuando se fue de Macondo con aquellos gitanos que nos enseñaron el prodigio del hielo para estar en contacto con los ingenios de la ciencia.

anónima dijo...

Gusto en conocerte José Elicio, tu nombre y lugar de procedencia tenían que ser tan originales como tus obras. Seguro que con el tiempo tus "trabajos" darán que hablar...
Un saludo.

themackintoshman dijo...

Pues a mí, sr. camarero de casa benito, me va a poner un cortadín,un vaso de agua, y un "curasán", que el desayuno, es la comida más importante del día...y continuemos con la "tertulia de Casa Benito".

En cuanto a tus tesis, anónima, he de recomendarte una obra de teatro, de fácil y divertida lectura,"ARTE" de Yasmina Reza, en ella, encontrarás plasmada tu postura, y la mía, de manera muy divertida.

Permíteme una pregunta, anínima, dispones de 6000€, para comprar un cuadro, entre el cuadro, por ejemplo, "La Gran Vía" de Antonio López, http://www.artealmeria.com/Antonio_Lopez/images/lopez8.jpg
o un lienzo en blanco.
Yo,personalmente, me quedo con el primero, para el segundo, me voy a una tienda de manualidades, y escojo hasta el tamaño.
( todo lo anterior, está dicho en el tono más calmado,dulce y agradable que os podáis imaginar, la vena de mi frente, aún no se parece a la de la Patiño,ja,ja.)
Un abrazo " pa " tos.

anónima dijo...

Gracias por tu sugerencia themackintoshman, me gusta leer y si dices que el libro es divertido, lo haré.
En ningun momento he "discutido" que la obra "en blanco" sea la mejor. Si tuviera ese dinero, indudablemente querría esa pintura que citas o la de cualquier pintor consagrado que me gustara...pero por suerte mi casa tiene suficientes paredes para dar cabida, además, a una de José Elicio, que sigo pensando que no será un simple lienzo...
Ya ves, creo que nunca nos pondremos de acuerdo, pero la diversidad de opiniones resulta siempre interesante.
Saludos