domingo, 15 de enero de 2017

El Jardín de las Delicias






Los milagros de san Judas
siempre son los más sonados
porque hay cosas peliagudas
que resuelven pocos santos:
como es que, por las buenas,
salga la suegra pitando
y deje libre el sofá,
la televisión y el mando.

.