jueves, 18 de octubre de 2012

La muerte del poeta



Dicen que, al alba,
murió Federico
y no me lo creo.

Fue de noche
y lo mataron
en los barrancos
del miedo.

Sólo de noche
y con miedo
puede matarse a un poeta
y ensangrentar
todo un pueblo.

.

No hay comentarios: