domingo, 15 de enero de 2012

La milagrosa curación de Basilio


Basilio, el mudo de Pobladura, rompió a hablar, sorpresivamente, a los 40, el día en que, por primera vez, alguien, un forastero que pasó frente a él, le preguntó, simplemente, cuál era el camino de La Nava

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Si no tienes nada que decir y nadie te pregunta, mejor estar callado.

Luis Ángel Díez Lazo dijo...

Hasta entonces se ve que no habló por no tener nada que decir. En estas tierras es que hay cada uno...
Saludos.

alma dijo...

Sí es que...cuando uno no tiene nada que decir...

Gracias, Francisco. Abrazos

Francisco Flecha dijo...

No estoy seguro si Basilio no tenía nada que decir o si era que nadie había mirado para él. Tuvo que ser un forastero.
Saludos a todos y gracias por vuestra atención

Anónimo dijo...

Es lo que pasa en los pueblos.La gente no pregunta para no pasar por ignaro.Hay que seguir el ejemplo de los pamplonicos.Cualquiera que le preguntes un 8 de Julio donde queda el Encierro, tóos te señalan para el mismo lado. Eso sí, a las 6 de la mañana,cuando se les ha pasao el efecto de los vinos de la región.