jueves, 14 de octubre de 2010

Aleluyas de Zapopan

POR MUY GORDA QUE ESTÉS
DE COSAS VERDES NI EL TÉ
(0, como dice Alberto,
"De lo que come el grillo,
poquillo")


Mi hija estaba un poco gordita  y le dijeron de una dieta de cosas verdes y se puso a comer sólo apio, lechuga, pepino y acelgas, espinacas y todo lo que fuera verde y se salía a comer al jardín debajo de un árbol.  Después de un tiempo empezó a adelgazar pero su piel empezó a tomar un tinte verdoso y hasta su pelo se veía verdoso.  Doy gracias a la Virgen porque ya cambió a una dieta más normal y está recuperando su color normal y se ve mucho mejor que verde.

.

3 comentarios:

Alberto Flecha dijo...

No, si ya lo dice mi padre: "De lo que come el grillo, poquillo"

Saludos

Kapizán dijo...

Ahora entiendo el verdor de mi prima que se ha vuelto vegetariana fanática.felicidades Tocayo.

Francisco Flecha dijo...

Ya ves tú, amigo Kapi. Ahora resulta que cuando a uno le llaman "viejo verde" se refieren a su afición al puré de espinacas.
Un abrazo