miércoles, 17 de septiembre de 2008

La dinamita

.



Cuando la Diputación Provincial se decidió, por fin, a abrir la carretera nueva que nos permitiera acabar con el largo aislamiento del invierno, que veníamos sufriendo desde Adán los habitantes de aquel pueblo de los Picos de Europa al que dieron en ponerle de nombre, como una maldición, el de "Caín", el valle se llenó del estrépito que producía la dinamita en su intento de terminar con aquellas angosturas de los riscos.

Volaban los cascotes, en medio de una espesa polvareda, y el eco arrastraba por las peñas, repetido como una letanía, aquel estruendo, ronco y redondo como los cantos pulidos del Río Cares.

Alipio, el de la Venta, con la vista clavada en los desmontes, repetía sentencioso, como quien ha llegado a un radical descubrimiento:

- Está visto que, para hacer daño, después de Dios no hay nada como la dinamita.

.

6 comentarios:

JOHAN BUSH WALLS dijo...

Lamentablemente Alipio no tenía razón, hay cosas peores que la dinamita, pero se me hace que Alipio era algo inocente, quizá no sabía nada de mujeres, por ejemplo.

Salú pue.

pacoflecha dijo...

Amigo Johan: En la montaña, ya se sabe, de lo que más conocimiento se tiene es del "ganao".
Un saludo

Carlos dijo...

¿Después de Dios?

no hay nada como la dinamita... elaborada por el hombre.

Saludos.

Anónimo dijo...

Muy bien explicado Paco. Pero tendrías que añadir: Esperamos que haya sobrado dinamita para los 2 km que separan Posada y Sta. Marina, no son caminos de Dios y ni con la visita del Presidente o las promesas del resto de los políticos, se arregla. Los jóvenes caminan, nosotros vamos, vemos pero no caminamos, somos los "mayores".

Martha Colmenares dijo...

Excelente espacio, merecedor del Premio "Brillante Weblog". Si deseas recogerlo por este enlace:
http://www.marthacolmenares.com/2008/09/22/oportunidad-para-recomendar/
Mis saludos desde Venezuela,
Martha Colmenares

panchoflecha dijo...

Amiga Marta: Te agradezco muchísimo tu "nominación" para el premio; pero considero que el verdadero y mejor premio es que me lea gente como tú. Además, no se que debo hacer con él y tampoco me gusta mucho la "autopublicidad".
De todo modos, como te digo, muchísimas gracfias por el cariño que demuestras con la elección.
Un abrazo