viernes, 20 de junio de 2008

¿Contra el plagio?

.




Dicen que, en las culturas primitivas, existía un personaje casi brujo, casi loco, casi mendigo, casi maestro o sacerdote que tenía por función exclusiva y necesaria el contar cuentos por las plazas, recorriendo las aldeas.

A partir de entonces, las historias no eran de nadie y eran de todos. Las llevaba el viento.

Dicen, incluso, que los vates de la Grecia antigua, que contaban epopeyas para adoctrinar en la moral aristocrática y olímpica, renunciaron a dejarnos un nombre y una cara. Pasaron a la historia con un nombre común que, seguramente, oculta muchos nombres. Se hicieron llamar Homero (que, mira tú por donde, quiere decir "el ciego").

Dicen que La Biblia (el mejor libro de cuentos, no lo dudes), como no se sabe quién lo hizo, fue dictada por los dioses.

Después, la cosa de los cuentos (como todo) se ha convertido en mercancía.

Y la gente guarda, defiende como si fueran perlas, obras maestras del ingenio y de la pluma, hasta la esquela de la abuela. Y prohíben que nadie las copie y las guardan con el cerrojo del copyright y el anatema y las campañas contra el plagio.

Que se han muerto los artistas. Que sólo quedan mercachifles. Que dónde ha quedado el "tusitala" y los vates vagabundos.

Quizá, pensando en todo esto, he renunciado a entrar en este gremio interesado y, siguiendo el viejo estilo, me he pasado a este "top manta" callejero de Internet y cuento, a viva voz, las historias que os cuento.

Y os pido, por favor, que me plagiéis, que contéis con voz propia y a la manera que queráis los cuentos que os cuento.

¡Que corra la voz, que se lleve el viento las historias y los cuentos que el viento trajo!

Que me gustaría decir, plagiando a algún poeta:

Que la copla y el cuento
son sólo letra muerta
mientras no las cante
el viento.

.

12 comentarios:

psicodelirium dijo...

Cuando otro blog te copie tus post literalmente y hasta la última palabra e imagen sin citarte, se te va a ennublar el espíritu bohemio.

Saludos y besos.

Daemonicus Imprimatur.

panchoflecha dijo...

Amigo psico: como no gano nada con lo que regalo, no sé qué perderé con lo que cojan.

Un abrazo

José Miguel Rubio Martínez. TICDEPLATA dijo...

Hola Francisco:
Te invito a seguir con el memme.
Un saludo.
José Miguel Ticdeplata.

Carlos dijo...

Francisco, el plagio además de ser una copia implica la grosería de arrogarse la propiedad, a pesar de mis evidentes limitaciones pretendo se respeten mis documentos.

panchoflecha dijo...

Carlos, estás en tu derecho. lo que pasa es que yo hablo de mí y, según creo, hay muy pocas cosas que pueda decir que son mías: hablo (y escribo) con palabras que otros han creado, cuento historias compartidas, tengo sentimientos que me han transmitido...
En fin, creo que todo lo que soy y digo es producto de una construcción común. Vivimos y pensamos con todo prestado.

Ya ves, lo que me molestaría de verdad es que alguien que haya copiado un texto que yo he escrito me acusase después a mí de plagio, pero, bueno, para eso la maquinita esta pone el día y la hora de la publicación.
Un saludo

joana dijo...

Es un "lujo" poder escuchar o leer esas historias que cuentas y que ya vienen de atrás...sería una pena que se perdieran.

panchoflecha dijo...

Amiga joana: hasta por eso es verdad que las historias que se guardan celosamente son mas propensas al olvido que aquellas que "nos trae el viento" (las coplas, los refranes, las leyendas...)

Un saludo

Amig@ mi@ dijo...

Pues ... por experiencia se que el verdadero plagio duele ( A mi bisabuelo, de oficio POETA le plagiaron y robaron casi todas sus poesías)pero claro, esto fue atraco a mano armada, el Internet entonces no estaba ni en proyecto. Hoy el poner algo en la Red es ponerlo a disposición de todos, pero yo opino que si se "toma prestado" algo, habría al menos que citar la fuente.
Besos

panchoflecha dijo...

Siento lo de tu abuelo, pero yo insisto en MI posición SOBRE MIS ESCRITOS.
Me gusta distinguir entre "la autoría", que me parece bien que se respete. O sea, quiero que se sepa (o, al menos, que sepas que quien escribe esta palabras que te dirijo soy yo.
Y LOS DERECHOS (de autor, de propiedad intelectual...) Estas cosas hablan de obligaciones y relaciones mercantiles. Y me parece bien que se exijan cuando con ello se gana uno la vida, cuando se arriesaga y se invierte el dinero en publicarlo, etc. Pero cuando se hace por pura diversión, se publica en un medio gratuito, abierto y pensado para compartir, para hacer una comunidad de escritos y comentarios, con el mismo rango, entonces me parece exagerado e impropio el cerrar las cosas bajo siete llaves. Si alguien quiere encerrar sus propiedades en un cajón, que no las ponga en Internet, que se arriesgue y haga un producto de mercado.
Aquí, en Internet, como en la vida, el respeto por lo ajeno es cosa de buena educación y buena crianza.
Saludos

panchoflecha dijo...

Amiga Joana es un gran libro, un gran maestro del género y un muy respetado amigo.
Saludos

Candela dijo...

Hola Francisco:hoy, como viene sucediendo últimamente por motivos personales; no he podido dedicar, más allá de diez minutos, en mi paseo por este campo sorprendente y maravilloso,donde como tú bien dices, tanto se dá , tanto se regala...
Hoy te he conocido. Apenas he tenido tiempo para leerte, pero, seguro que te seguiré.
Totalmente de acuerdo con tus manifestaciones sobre la pequeña "polémica" acerca de las opiniones sobre el "plagio" de nuestras entradas.
Un saludo y hasta siempre.
Candela

panchoflecha dijo...

Amiga Candela: bienvenida a este pequeño recinto, a esta plaza pública y abierta. Pásate cuando quieras. Aquí estaré. Yo también he pasado por tu "rastrillo" y volveré a pasear con más tiempo.
Saludos