domingo, 17 de febrero de 2008

Cosas del mercado.

.



Se había convertido en un escritor de éxito con historias de gente desgraciada, de emigrantes en pateras convertidos en esclavos, de chicas extranjeras engañadas y soportando el asco y las miserias en un burdel de carreteras, de los "meninos da rúa" esquivando la muerte y los peligros en la jungla urbana de Sao Paulo.

Gracias a ellos había conseguido la situación desahogada en que había vivido hasta el año pasado, por ahora, cuando, por esas malas jugadas del destino, se había quedado en la calle y sin un duro.

Ahora que, por dormir caliente y bajo techo, acude cada noche al Hogar del Transeunte, no se le ocurre ni un mísero argumento y, lo que es peor, no habría nadie que quisiera publicar lo que cuenta un pobre fracasado sin techo y sin futuro.



Foto tomada de Radical Liberty Press.

.

26 comentarios:

manly dijo...

Nunca sabemos lo que nos va a deparar la vida, vemos a personas en lo que nos parece mundos extraños y cuando menos nos esperamos pertenecemos a él. Sin embargo, hasta ese momento, nos creemos distintos y ajenos a los percances mundanos.

panchoflecha dijo...

Amiga Manly: parece increible. Acabo de colgar la historia y ya recibo tu visita. Gracias por la visita y el comentario.
Quería también decir que la pobreza es "literaria" como personaje distante (el cuadro del comienzo), pero es incómoda cuando está próxima, tiene rostro real y, encima, quiere tomar la palabra.
Es algo más que "cosas del mercado".
Un abrazo

Amig@ mi@ dijo...

Descubrí este blog por un comentario en una conferencia-charla-taller-coloquio del polifacético Martin Favelis y me gusta lo que hasta ahora he visto y leido. Yo soy de las de... "lo bueno si breve, dos veces bueno y oí que esto es un blog de relatos breves ¿no? me apunto a visitarte si me das permiso. Saludos y Bss

Hibris. dijo...

La vergüeza que toda ciudad quiere esconder. Pero está ahí, como tu dices, pidiendo la palabra. Sólo faltan oídos para escuchar.
Y es que la vida da muchas vueltas...muchas muchas...nunca sabes dónde será la próxima parada.

Un saludo. :)
Hibris

Socs dijo...

Señor Flecha:

Navegando por estos efluvios impredecibles, me pareció ver a Fischer haciendo una jugada para jaque mate; o a Chaplin y uno de sus magistrales gags.

Le he leído y me encantaría intercambiar algunos puntos de vista con usted.

Un servidor, humildemente se dedica al arte poético y le invito de una cordial y respetuosa manera a visitar parte de mi obra. En mi blog RyF podrá encontrar algo de mí y de mi, aún barroca, poesía.

Le saludo y le felicito de la manera más jubilosa que ahora me sale.

Gracias de antemano, señor Flecha.

panchoflecha dijo...

amig@ mi@:
Bienvenida e este sitio, a esta plaza pública con bancos para la charla. Todo el mundo es bienvenido, pero si, además, viene de la mano de Favelis, se convierte en un amigo.
Saludos

panchoflecha dijo...

Socs:
He pasado por tus blogs. El más próximo a mis gustos es RyF. Me ha gustado mucho. Te he incluido en mis enlaces y te visitare con frecuencia.
Saludos

Jorge Glez. dijo...

Seguramente su última novela hubiera sido un best-seller.
En mi blog tu también tienes mi hueco, Francisco. Gracias por añadirme.
Saludos.

panchoflecha dijo...

Amigo Jorge:
No estoy nada seguro de que hubiera triunfado: a la gente le gusta la "narración literaria" de la miseria, no el testimonio directo y personal de la miseria vivida.
Saludos

themackintoshman dijo...

no probó a publicar un libro en blanco? - es broma - más que nada, por que el post, es bastante duro, y había que poner un golpecito de humor.

Achaval Hernandez dijo...

Ante todo, gracias por el enlace de Bitácoras; es un honor para un aficionado (como quien suscribe), contar con vuestra crítica u observación.
Respecto a esta anotación, hay mil temas relacionados para desmenuzar, ej.
“¿quien le quita lo vivido?”
“¿será el castigo divino por sus pecados de juventud?”
“¿o simplemente esta ruleta rusa del destino, que jugamos todos sin desearlo?”
Un abrazo, Paco Achaval
Pdta.: Deseo no se corte el intercambio.

Epidemor dijo...

Bueno, ya me volví (como diríamos en Perú) "caserito" de este Blog y sus interesantes entradas. Lo que quiere decir, que soy asiduo a usted, señor Flecha y el arte que transmite con la pluma, mejor dicho, con las teclas, que para plumas somos muy jóvenes.

panchoflecha dijo...

Amigo Paco Achaval: agradezco tu visita. Yo también he pasado por tu blog y seguiré leyéndote.
Saludos

panchoflecha dijo...

Amigo Macki:
Es cierto, lo intento pero no le salió. Cuando se está en la miseria nada le sale a uno "en blanco" (lo máximo en gris)
Un saludo

panchoflecha dijo...

Epidemor: me alegro de nuevo de verte por aquí. Gracias por la visita y los halagos.
Un saludo

Jorge Glez. dijo...

Desde mi ignorancia Francisco, no estoy muy de acuerdo ¿Llamarías narración literaria la Divina Comedia de Dante? Si acaso pienso que para que esa miseria llegue a la gente, se debe de salir de ella de una u otra manera y contarla desde la "victoria". No se podría comprender si no es desde una perspectiva "cuerda", aunque igualmente pienso que la verdadera esencia de la "miseria" dificilmente estaría plasmada desde la perspectiva "cuerda"... En fin, la palabra adecuada no era best seller, sino "buena novela"...
¿Hablamos de lo mismo después de estos matices?
Saludos.

panchoflecha dijo...

Hibris, amigo: perdona que haya tardado tanto tiempo en colgar tu comentario: se me había traspapelado porque este servidor mío, a veces me pone varios juntos y no los veo.
Gracias por la visita
Saludos

panchoflecha dijo...

Jorge, amigo:
A veces es difícil explicarse. Por eso escribo cuentos y no teorías, para que cada uno los interprete a su manera, como le dicte el corazón.
Quiero decir que la miseria sólo nos parece soportable cuando viene matizada por lo que consideramos como una "interpretación", pero nos cuesta más soportarla cuando está frente a nosotros, con rostro concreto.
Un saludo

Jorge Glez. dijo...

Justo eso es lo bueno de tus cuentos.
Hasta otra y enhorabuena nuevamente por tu blog.

Achaval Hernandez dijo...

Muy cierto!, quien puede soportar “la miseria” cuando te mira a los ojos. Es algo que aun me perturba y trastoca; pero el espanto por la posibilidad de estar en su lugar, no provoca mi huida, solo me da por colaborar, aunque sea con unas monedas. Se que no es solución, pero alivia mi culpa.
Un abrazo, Paco Achaval

panchoflecha dijo...

Amigo Achaval:
Como podréis ver (y creo que ello es una prueba de lo que digo)Se soporta perfectamente (y hasta gusta) la escena de mendigos RECOGIDA EN UN CUADRO que aparece al principio del artículo, pero produce cierta inquietud ver LA FOTOGRAFÏA del final. Eso es lo que quiero decir, incluso con las imágenes.
Saludos

Lucía Bubok dijo...

Qué curiosa la vida, cuántas vueltas puede dar.
Hace poco leí El guardián entre el centeno, y aún estoy entre reflexiones...
Descubrí tu blog por casualidad, aunque buscando intencionadamente, y ahora creo que volveré a visitarte.
Un saludo.

panchoflecha dijo...

Gracias, Lucia, por la visita. Vuelve siempre que quieras, sin compromiso. He pinchado en tu nombre y me ha mandado a "bubok" que es algo de publicar libros. No sé si tiene que ver contigo.
Saludos

Joseín Moros dijo...

Interesantes lecturas.
Volveré, gracias por el agradable momento.

Lucía Bubok dijo...

Hola Pancho!
Efectivamente, Bubok tiene que ver conmigo. Es un proyecto para el que prevemos el lanzamiento en abril.
Si quieres conocer más sobre ello, puedes hacerlo en www.bubok.com.
También si quieres preguntarme cualquier cosa, aquí estaré. Gracias por interesarte, seguiré leyéndote.
Un saludo.

panchoflecha dijo...

Ojalá que tengas éxito, Lucía, con este nuevo proyecto. Me alegraré mucho si la entrada en este lugar te sirve algo para impulsar la idea.
Saludos